MENU

by • 1 Julio, 2013 • TecnologíaComments (1)11643

Probablemente no necesites un sustituto de Google Reader

COMPARTE:

Hoy 1 de julio de 2013 decimos adiós a un compañero de viaje. Ha estado con nosotros en todo momento y pocas veces ha cambiado, se ha mantenido bastante fiel a sí mismo y si ha cambiado, ha sido para mejor. Sus padres dejaron de hacerle caso y, llegó un día, en que lo sentenciaron a la desaparición. Hablo de Google Reader, que hoy ya es historia tecnológica.

Dos aplicaciones se disputan el reinado de Google Reader, que acogía las suscripciones RSS de millones de personas en el mundo desde hace años (Reader nace en octubre de 2005): Feedly y Digg Reader. La primera, vieja conocida para muchos, creció en más de tres millones de usuarios durante las dos semanas siguiente a la noticia del cierre de Reader por parte de Google. En ese mismo período de tiempo, Digg decidió programar un sustituto para esos “huérfanos de lector RSS“; Digg Reader está disponible apenas unos días antes de que Reader cierre.

Feedly y Digg Reader, frente a frente

Pero, ¿y si no necesitáramos ya un lector de RSS? ¿Y si como dice Alan Green, ingeniero de Google, “el uso de Google Reader ha decaído”? ¿Podemos vivir en un mundo sin lector RSS? Yo digo sí. Y la respuesta está en las redes sociales.

Tanto Google Reader como cualquier lector de RSS se usaba al menos un par de veces al día para leer todos los nuevos artículos publicados tanto por blogs como por medios de comunicación. En una única web teníamos los contenidos de las webs que nos interesaban, evitando tener que ir visitando web por web, descartando artículos ya leídos para centrarnos en los nuevos. Incluso podíamos y podemos ir viendo los artículos no leídos aún sean de la web que sean, uno tras otro, en un scroll infinito que a veces resultaba muy infinito, momento en el que acudíamos y acudimos al “Marcar todo como leído”.

Hoy, sin Google Reader, vamos a seguir siendo notificados de los últimos artículos publicados por los blogs y webs de temáticas que nos interesan, de hecho se ha dado un paso más adelante: si en Twitter seguimos a gente que suele publicar contenidos interesantes, lo que los relamidos llaman “Content curators”, ya tenemos solucionado ese problema; de hecho, ese paso más va en dos caminos, por un lado que accederemos a un contenido tan pronto como se publique o en un momento determinado en que resulta imprescindible para comprender qué sucede, por ejemplo, en Egipto. Con Google Reader leíamos cuando entrábamos, como nos va a pasar con Feedly, Digg Reader o el que sea. Y por otro lado, no nos ceñimos a publicaciones sino a temáticas, ya que a quienes seguimos comparten artículos de temáticas que compartimos y nos interesan.

Por supuesto hay webs y blogs fundamentales, que no podemos perdernos, que no queremos perdernos. Por esto, bajo mi punto de vista, Feedly y Digg Reader son dignos sucesores de Google Reader. Ambos proporcionan herramientas extremadamente sencillas para mudar todos los blogs y webs que seguías en Reader a tu nuevo lector de RSS. Tan solo es cuestión de tiempo acostumbrarse al nuevo entorno visual y, quizá, a otros atajo de teclado.

Tiene sentido entonces que Google quiera que leamos artículos a partir de recomendaciones de content curators, ¿verdad? Google+ es su red social y, por tanto, con este planteamiento la decisión de cerrar Google Reader está más que justificado. Ahora bien, ¿queremos Google+ para leer artículos que nos interesan? Yo, desde luego, no.

Artículos relacionados

One Response to Probablemente no necesites un sustituto de Google Reader

  1. […] avisos de nuevos artículos en blogs, a pesar de existir estupendos sustitutos como Digg Reader (mi favorito). Ni qué decir tiene que el e-mail marketing está tan presente en las estrategias de marketing […]