MENU
Frank Underwood en House of Cards

by • 11 marzo, 2015 • Fotografía, Series, TelevisiónComments (1)6898

¿Dónde está el fotógrafo del presidente en House of Cards?

COMPARTE:

En España no estamos tan acostumbrados, pero en una sociedad tan habituada al poder de la imagen como es la americana se tiene ya muy interiorizada la importancia del papel del fotógrafo de su presidente. Suele ser un cargo clave cada cuatro años, ya que recogerá la intimidad de la vida del presidente, muchas veces a puerta cerrada y sin que el mismo se dé cuenta. Cada presidente ha tenido uno y cada presidente suele hablar de él como de su hermano más que de un trabajador más del departamento de prensa de su gabinete. National Geographic realizó un documental sobre el actual fotógrafo del presidente, Pete Souza, quien hace un trabajo soberbio junto a su equipo, y que ofrece sus mejores fotos en flickr, con un copyright bastante laxo al ser el trabajo de un funcionario público.

En España no estamos tan acostumbrados ni a que haya un fotógrafo tan pegado a un presidente y que no  trabaje para sacar solo su mejor sonrisa para la campaña electoral ni tampoco estamos acostumbrados a que un cargo presidencial se convierta en un confidente, en una persona muy cercana al presidente. Por supuesto no estamos nada acostumbrados a que un trabajo tan estructural se difunda con licencias más cercanas al Creative Commons que al restrictivo Copyright.

ALERTA SPOILER

Por eso echo mucho de menos un papel secundario en House of Cards que juegue el rol de fotógrafo del presidente. Sería un confidente ideal, la persona que poco a poco vaya conociendo los tejemanejes de Frank Underwood en el salón Oval y que tenga en su mano, en su disparador, proyectar un presidente sin apoyo público o vanagloriar su figura y sumarse al carro de la manipulación para seguir en la Casa Blanca en 2016 como un presidente que todos aman.

Frank Underwood

House of Cards siempre ha tenido un secundario de lujo, un confidente de Underwood, que lo entendía, quizá no compartiera lo que hacía, pero que le ofrecía su vida cuando fuera necesario. Primero fue Freddy Hayes, quien preparaba las mejores costillas que Underwood probaría mientras su mugriento antro le servía para sus reuniones fuera de todo lo políticamente aceptable y habitual. Meechum fue su otro confidente y persona en quien confiar; en poco tiempo le confiaría su seguridad y la de su mujer (y alguna otra cosa). Este hombre estoy seguro que es consciente de que Underwood asesinó a Zoe Barnes, como también sabía -por supuesto, lo llevaba él en el coche- de sus escarceos con la joven periodista.

El trío Meechum-Claire-Frank

Debería ser el momento para un nuevo confidente, una persona que tenga en su mano buena parte del futuro de Underwood pero que a su vez dé la vida por él si es preciso. Para mí el personaje perfecto es el fotógrafo del presidente, aunque tiene sus pegas y entiendo por qué no aparece en la serie. Requeriría de mucho tiempo en pantalla para entender su función y el hecho de tenerle siempre en los momentos más importantes haciendo su trabajo estorbaría y quitaría atención de la acción en sí. Así es la tele y la ficción.

Yates y Underwood

Aun así el papel de este confidente y amigo con acceso privilegiado a la intimidad del presidente y su mujer existe y no es otro que Thomas Yates, el autor de best-sellers que está escribiendo sobre el papel de Underwood en el programa America Works por encargo del propio presidente. Su acceso es tal y su conexión tan cercana que a punto está de sucederse un momento gay como el que Underwood vivió con Meechum, aunque en aquella ocasión también participó Claire.

Echaré de menos al fotógrafo, pero al menos tenemos en esta tercera temporada un nuevo secundario de lujo, con el poder de manipular a su antojo al presidente pero que seguro daría la vida por él si este se lo pidiera.

Artículos relacionados

One Response to ¿Dónde está el fotógrafo del presidente en House of Cards?

  1. Iñigo dice:

    Muchas gracias por la lectura Antonio. Un artículo genial y bien documentado sobre una faceta que desconocía del staff de los presidentes.
    Como fotógrafo aficionado y fan entregado de la serie House of Cards, me ha encantado la reflexión y referencia que has hecho en el post.
    Enhorabuena!