El filtro polarizador: qué es y cómo usarlo (con ejemplos)

Si haces fotografía en tus viajes, el filtro polarizador es una compra obligada. El efecto que tiene este tipo de filtros en la luz que entra en la cámara es de lo poco que no se puede conseguir en Lightroom o Photoshop a posteriori, puesto que elimina algunos reflejos molestos o nos proporciona una saturación de colores mayor y más realista. Las fotos de paisajes adquieren un cariz diferente usando un polarizador.

He aquí un ejemplo interactivo (desliza la barra central):

Foto hecha con un filtro polarizador Una laguna boliviana con filtro polarizador

Esta fotografía la hice en Bolivia con una Canon EOS 5D MarkII y el 24-70mm. f/2.8L USM. Ninguna de las dos fotografía está retocada. Presta atención a cómo en una el agua refleja el cielo y en la otra parece que no hay agua en la parte de abajo a la derecha. Además, se notan diferencias en el azul del cielo y el color de las nubes. Justo lo que promete este tipo de filtros.

Existe una gran diversidad de filtros en el mercado: con color, degradado o incluso de estrella. Los ficheros RAW y el software de edición tipo Lightroom o Capture One pueden darnos los mismos resultados y nos ahorra comprarlos y cargarlos en la mochila. En mi caso, solo viajo con los dos filtros que no se pueden simular en el ordenador: el filtro ND o de Densidad Neutra y el filtro polarizador del que quiero hablar más en profundidad a continuación. No es lo único con lo que viajo en todo caso: añade este trípode de fibra de carbono a la ecuación y visualizarás mi mochila habitual.

¿Qué es un filtro polarizador?

Ubicado delante del objetivo, un filtro polarizador permite el paso de unas ondas de luz al sensor de la cámara a la vez que bloquea otras. Estos filtros también se usan en gafas 3D o microscopios. En el caso de la fotografía y siendo prácticos, un filtro polarizador sirve para:

  • Eliminar reflejos en superficies como metal, cristal o agua
  • Intensificar el azul del cielo y hacer destacar las nubes sobre ese cielo
  • Mejorar la saturación de color de la vegetación

Además de filtrar las ondas, estos filtros bloquean 0,5 pasos de luz; una especie de minifiltro ND, ideal para paisajes de día. No te preocupes a la hora de hacer mediciones, el intervalómetro de la cámara lo detecta perfectamente y el enfoque automático no se ve afectado como sí sucede con los ND más oscuros.

¿Cómo usar un filtro polarizador?

Coloca la fuente de luz (el sol en la mayoría de las situaciones) a unos 90º de la composición de tu foto, es decir, a un lado y sin que aparezca en la imagen. Gira la rosca del filtro para elegir qué ondas de luz entran para conseguir el efecto que buscas. Practica para conseguir cielos realistas en tus fotos.

El efecto no funciona siempre. Para los atardeceres o los amaneceres será inútil, o hasta contraproducente.

Ejemplo de giro del filtro. Nótese que solo un cristal gira, el otro está fijo

Antes de comprar un filtro polarizador…

  1. Revisa el objetivo con el que lo vas a usar:
    1. ¿Cuál es el diámetro? Los objetivos más caros de Canon, por ejemplo, coinciden en un diámetro de 77 mm. Este dato suele venir indicado en la tapa del mismo. En el caso de objetivos más baratos podemos encontrarnos con un diámetro de 58 mm.
    2. ¿Tiene rosca? Es lo habitual, pero no viene mal cerciorarse de que vamos a poder enroscar el polarizador y usarlo. De no ser así, habría que optar por un porta-filtros.
  2. Si lo usas con un gran angular vas a tener viñeteo en la imagen, sobre todo en los tonos del cielo.
  3. ¿No tienes mucho dinero para invertir en uno? Ahorra en ese caso. Este filtro modifica la luz que entra en tu cámara, por lo que mi recomendación es ir a por uno de buena calidad, de nivel medio-alto o alto. Ya sea por construcción o por calidad, lo que pagamos va a influenciar en las fotos que hagamos. Pasa como con los objetivos: no es lo mismo un 35 mm. de 100 € que uno de 1200 €.

¿Qué filtro uso yo? Marumi DHG

No está entre los más vendidos de Amazon, seguramente por su precio: 51.36 € frente a los 18.99 del mismo pero de marca Amazon. Este filtro me llamó la atención al ser uno de los destacados en el ranking de Lenstip (el más recomendado es el B+W Slim KSM C-POL MRC, que tiene un precio en torno a los 100€). Dice mucho estar en el puesto número 4 de ese ranking con una relación calidad-precio insuperable bajo mi punto de vista.

Por diámetro:

Añadir a la cesta en Amazon

Su puesta de largo fue en un reciente viaje a Bolivia, del que puedes ver algunos de sus efectos en mi cuenta de Instagram:

Los filtros no entienden de marcas de cámaras o de objetivos, tan solo de diámetros. Puedes usar este filtro polarizador con un objetivo Canon, Nikon, Sigma, etc.

Los filtros polarizadores más vendidos en Amazon

  1. Hoya Pro1 Digital 49 mm. – 34,58 €
  2. Hoya HMC Slim 58 mm. – 18,94 €
  3. Amazon Basics 77 mm. – 18,99 €
  4. Amazon Basics 52 mm. – 15,99 €
  5. K&F Concept CPL Slim 77 mm. – 29,99 €
  • Los precios indicados son una estimación y pueden cambiar sin previo aviso a gusto de Amazon.
  • Este artículo no está patrocinado por ninguna de las marcas citadas.
  • Los enlaces de compra incluyen un código de afiliado para ayudarme a mantener este blog. El precio que pagas es el mismo con y sin código de afiliado, así que échame una mano 😉