Starbase de SpaceX

El método en cinco pasos que sigue Elon Musk para construir el futuro

SpaceX no es una empresa de producto digital, pero su fundador, Elon Musk, aplica técnicas de toma de decisiones y de priorización que pueden extrapolarse de la mecánica aeroespacial a un equipo de producto digital. Parte del éxito de SpaceX y Tesla reside en iterar, en optimizar y en descartar, y eso es algo que cualquier producto digital con relativo éxito hace constantemente.

En esta larga entrevista de Tim Dodd -más conocido como ‘Everyday Astronaut‘- realizada en Starbase, el complejo donde SpaceX construye, ensambla y prueba las diferentes versiones del Starship y el Super Heavy Booster, Elon Musk aborda multitud de temas relacionados con detalles aeroespaciales, de ingeniería, pero también de liderazgo y de cómo se toman las decisiones no solo en SpaceX sino también en Tesla.

Entre conversación y conversación, Musk describe en cinco simples pasos cómo se toman las decisiones y consigue iterar muy rápido, otras de sus claves del éxito al comparar el ritmo de SpaceX con el de otros ambiciosos proyectos espaciales como el Boeing Starliner o Virgin Galactic.

Los 5 pasos de Elon Musk

Paso 1: haz que los requisitos no sean estúpidos

Todos los requisitos tienden a serlo, no importa quién te los haya dado. Es muy peligroso, sobre todo, cuando provienen de una persona inteligente, ya que puede que no los cuestiones lo suficiente. Todo el mundo se equivoca. No importa quién, todo el mundo se equivoca alguna vez. Todos los diseños están mal, solo es cuestión de cuán mal están.

Paso 2: elimina piezas o procesos

Si no vuelves a incluir piezas al diseño al menos un 10% de las veces, significa que no se están eliminando suficientes piezas. El sesgo tiende a ser muy fuerte hacia «agreguemos esta parte o paso del proceso en caso de que lo necesitemos». Además, cada pieza y proceso deben proceder de un nombre, no de un departamento, ya que no puedes preguntar a un departamento por qué existe un requisito, pero sí a una persona.

Paso 3: simplifica u optimiza

Es el error más común de un ingeniero. En el colegio y la universidad nos plantean preguntas que debemos responder, pero no decirle al profesor que la pregunta es estúpida. Así te ponen mala nota, de modo que, sin ser conscientes, tenemos una especie de fuerza mental que nos empuja a trabajar para optimizar algo que, en realidad, simplemente no debería existir.

Paso 4: acelera la duración del ciclo

Te estás moviendo muy lentamente, ¡ve más rápido! Pero no vayas más rápido hasta que hayas trabajado primero en los tres pasos anteriores.

Paso 5: automatiza

Una parte importante de todo esto radica en eliminar las pruebas que se hacen durante un proceso una vez que se hayan diagnosticado los problemas. Si un producto llega al final de la línea de producción con una alta tasa de aceptación, no hay necesidad de seguir realizando esas pruebas.

Musk asegura que durante el proceso de construcción del Tesla Model 3 seguía estos pasos al revés, enfocándose en optimizar una línea de trabajo automatizada de robots cuando la solución era descartar esa pieza en particular.

Aunque no te apasione la tecnología aeroespacial, la entrevista de Tim Dodd (sin cortes) es una buena oportunidad para entender cómo se trabaja en una empresa que está construyendo algo que no se había construido antes a un ritmo muy acelerado gracias a esta mentalidad de iterar, mejorar, eliminar, etc. Un visionado obligado para managers, líderes y CEOs.