Antonio Rull

Mastodon no es la alternativa a Twitter, es su complemento

TikTok es una mejor alternativa para Twitter que Mastodon. Mastodon es otra cosa...
Mastodon y Twitter

La velocidad con la que toma y ejecuta decisiones Elon Musk complica mucho vaticinar el futuro a corto y medio plazo de Twitter. En lo que la mayoría parece estar de acuerdo es que Twitter se va a convertir en algo diferente a lo que es ahora, y la realidad es que Twitter ya hace mucho que dejó de ser lo que era hace 5, 10 o 15 años. Aquí lo recuerda Juanlu Sánchez:

¿Es Mastodon la alternativa a Twitter? No lo creo, para mí es un complemento. TikTok me parece una alternativa mejor a Twitter que Mastodon, sin ir más lejos.

Mastodon destaca que es «una red social que no está a la venta», como indican bien grande en su web. Es una idea que no todo el mundo estará dispuesto a aceptar, de ahí que dudo mucho que la actividad de Mastodon acabe siendo similar a la de Twitter. No va a marcar la agenda política y mediática, pero quizá eso es una buena noticia.

En Twitter quedarán políticos, medios de comunicación, artistas… y también estafadores, hostigadores y sujetos de injerencia que paguen la suscripción a Twitter Blue ganando una prioridad en los timelines y menciones de todo el mundo que va a generar interminables problemas, impactando e influenciando la opinión pública como ya sabemos que es capaz. A la vez, asfixia a base de algoritmos el alcance de un contenido -tenga el valor que tenga- creado y publicado por quien no sea rentable para Twitter. La publicidad no va a ser suficiente, si bien el tratamiento y modelado de tu información seguirá funcionando a pleno rendimiento, seas Blue o no.

Esto hace que uno se sienta en buena medida traicionado, tras casi 15 años aportando contenidos, debate y permitiendo ser objetivo de la publicidad, a la vez que veo peligrar mi espacio en una red que me ha dado tanto en lo personal y lo profesional. Esto lo explica mejor Máximo Gavete en su newsletter.

Ventajas: pertenecer a una comunidad teniendo exposición mundial

Si hay algo que me gusta mucho de Mastodon es la descentralización de sus comunidades, permitiendo reunir a personas con intereses comunes -sean los que sean-, que actúan con un conjunto de normas básico que todos cumplen, pero que a su vez pueden interactuar con cualquier otra persona de cualquier otra comunidad. Del mismo modo, cualquier comunidad puede decidir bloquear a cualquier otra comunidad con el fin de limitar su alcance y evitar todos los problemas que abordan las redes de un solo dueño como Twitter, Facebook o TikTok.

Imagina que un organismo periodístico independiente decide montar un servidor de Mastodon para acoger en esa comunidad a todos los periodistas interesados en formar parte. Ese organismo puede decidir qué reglas existen, como por ejemplo prohibir la difusión de noticias falsas. Sería ese propio organismo el que velaría por la calidad de los contenidos del servidor, aportando un sello de calidad a todas las personas que tootean (la versión de Mastodon de un tuit) desde ese servidor. También consigue evitar los ataques coordinados contra determinados periodistas o medios, limpiando de fango el timeline. Y todo eso no queda en ese servidor ya que cualquier persona, registrada en cualquier otro, puede seguir, mandar replies y mensajes directos a esos periodistas y medios, tal y como ya se hace en Twitter.

Por esto estoy cada vez más seguro de que Mastodon es un complemento de Twitter, no la alternativa. Vamos a seguir necesitando ver qué pasa en el barro de vez en cuando, aunque sea de lejos.

Inconvenientes: cerrarte en tu cámara de eco

Pertenecer a una plataforma como Twitter te equilibra, en cierta medida, a la hora de encontrar contenidos que no esperas o de gente que no sigues. En Twitter existe una exposición a todo lo que decide el algoritmo que está pasando, pero tiende a funcionar parecido para todo el mundo; para tener contento a todo el mundo debes tomarte pocas libertades. Tampoco asegura que no estés en una cámara de eco, si acaso en una que no te resulta familiar y donde hay millones de personas diferentes a ti.

En Mastodon ese algoritmo pueden ser las propias normas de cada servidor, que evitaría que por ejemplo a un servidor de amantes del coche entrasen contenidos de un servidor que promueve formas alternativas de movilidad como la bicicleta. Una vez más, Mastodon como tal no tiene nada que decir, pero sí que permite esa posibilidad. También la contraria.

Por tanto, cobra una relevancia fundamental que quien gestiona el servidor en el que estamos actúe correctamente, y no nos encierre en nuestra propia cámara de eco si no es lo que queremos.

Elegir un servidor es la principal barrera de entrada

No voy a entrar en detalles muy técnicos sobre la diferencia entre una plataforma y un protocolo, pero existen aspectos de Mastodon que sí invitan a pensar en que ese Internet colaborativo y no dominado por unas cuantas empresas y sus intereses sigue siendo posible. Esto se consigue con muchos servidores descentralizados donde ninguno de ellos pertenece a Mastodon.

Cuando una persona aterriza en Mastodon esperando encontrarse la alternativa a Twitter se lleva una decepción al tener que elegir uno de estos servidores. Demasiado técnico como para ser sencillo si alguien va con esa intención.

Cambiando la forma de pensar se entiende mejor; voy a elegir el email como ejemplo para hacerme entender:

Al igual que Mastodon y las páginas web, el email es un protocolo, no una plataforma. Twitter es una plataforma, por lo que te registras en Twitter, interactúas en Twitter, le pagas el Blue a Twitter y debes seguir las normas de Twitter. Un protocolo de Internet es una manera de intercomunicar información. Al igual que con Mastodon, cualquier persona puede construirse un servidor de correo y no depender de una empresa tecnológica, pero si no tiene el tiempo, las ganas ni el conocimiento, puede registrarse en GMail o Hotmail para tener una cuenta de correo. En ese caso, debe cumplir las normas del servicio, incluso pagar por él, los filtros de spam los gestiona ese servicio, pero siempre podrá interactuar en las mismas condiciones con personas registradas en otro servidor. Esto son los servidores de Mastodon, espacios habilitados para que cualquier pueda interactuar en Mastodon.

Consejos para elegir un servidor

No hay que dedicarle demasiado tiempo, pero sí tener el interés de entrar a una comunidad interesante y en la que uno también puede ser interesante. Una simple búsqueda en Google es más que suficiente. ¿Buscas formar parte de una comunidad LGBTQIA+? Pones en Google «lgbt mastodon» y tienes tech.lgbt para registrarte. ¿Prefieres algo local? Yo por ejemplo me registré en mastodon.gal sencillamente porque vivo en Galicia (aunque me siento un poco intruso…).

En todo caso, si te equivocas eligiendo puedes mudarte llevándote contenidos, seguidores, favoritos, etc. A lo mejor mañana encuentro un servidor de Product Management y decido que tiene más sentido pertenecer a ese que a un servidor gallego. Fácil, desde las opciones.


La imagen de cabecera ha sido generada por Dall-E